LECCIONES

Bucles en directo

Técnica acústica

Miércoles 22 de octubre de 2014

Hoy en día el mercado está inundado de pedales, y pocos ofrecen más potencial creativo que un pedal generador de bucles, permitiendo al humilde solista crear capa sobre capa de sonidos en tiempo real, para asombro del público – como KT Tunstall demostró cuando apareció en Later With Jools Holland, armada sólo con su guitarra, una panderetea y un generador de bucles Akai Headrush, robando el show. Un pedal generador de bucles también te suministra una herramienta de prácticas absolutamente conveniente: ¿Quieres desarrollar tu capacidad de improvisación? Pisa – lanza un acorde – pisa – ¡solo!



Por Guitarrista:

Notas de paso

P. ¿Así que estoy en lo cierto al pensar que puedo usar esto para imitar a toda una banda?

R. Absolutamente. Golpeando el cuerpo de la guitarra, puedes establecer un groove percusivo, seguido por una progresión de acordes. Incluso puedes tomarte un plazo para cantar durante la reproducción del bucle, antes de añadir aun más capas según se desarrolla la canción.

P. ¿Pero eso no es básicamente hacer trampas?

R. Créeme; ¡en la práctica no es tan fácil como suena! Necesitarás practicar los principios y los finales de las frases del bucle a tiempo con la pulsación, de otra manera sonarías más como un disco rallado que como un maestro del groove. Y recuerda: si estás creando bucles en directo, un nota equivocada se escuchará otra vez… y otra vez… y otra vez…

P. ¡Ah! Buena indicación. ¿Entonces puedes recomendarme una buena pieza de equipo para mí?

R. Hay varias entre las que escoger, como el DigiTech JamMan, el Line 6 JM4, el Akai Headrush, el Hardwire delay/looper y el BOSS RC-20 Loop Station. Nosotros hemos usado este último pedal para este artículo.

P. Me gusta la idea de construir texturas en directo pero, ¿por dónde debo empezar?

R. En la práctica lo mejor es el viejo sistema de prueba y error. Intenta conseguir capas que se complementen rítmicamente las unas a las otras. El ejemplo aquí y en la grabación usa cuatro ritmos diferentes que se acoplan juntos estupendamente. Considéralo un aperitivo para lanzarte.

 

Más información sobre esta lección, con audio completo en el CD, en el número 143 de tu Revista Guitarrista