LECCIONES

Efectos de Killswitch

Miércoles 22 de octubre de 2014

Un killswitch está diseñado para interrumpir momentáneamente el sonido de tu guitarra y se ha vuelto cada vez más familiar en el rock y el metal. Se pueden conseguir killswitchs de repuesto como el Shadow SH 124 Kill Pot, ¿pero qué pasa si tu guitarra no tiene uno?

Equipo usado: Ibanez AR250, Orange Hard Wired Tiny Terror



Por Guitarrista:

1 Volumen controlado
Si tienes volúmenes separados para tus pastillas (como en una tipo Les Paul) puedes usar tu conmutador selector para lograr el mismo efecto. Pon el volumen de la pastilla del mástil a cero y el de la pastilla aguda a tope, luego mueve el toggle de un lado a otro mientras pulsas las cuerdas o mantienes un acorde. ¡A Pete Townshend le funciona!


2 Realimentación positiva
Un estupendo modo de dar a tus canciones de rock un final grandilocuente es golpear un enorme acorde de E y ejecutar la técnica anterior. Si tu ampli está a un volumen adecuado y permaneces en el mejor sitio para estimular la realimentación puedes usar la técnica del killswitch según crece el sonido. Para lograr más dramatismo, aplica el toggle rallentando – reduce gradualmente la velocidad de tu conmutación – ¡funciona!


3 El truco
Recrea la época dorada de la comunicación transcontinental con el efecto Código Morse. Toca el armónico del quinto traste en la tercera cuerda y luego usa el killswitch para producir una serie de sonidos de distinta longitud para imitar los puntos y rayas del Código.

Escucha recomendada: Alive! Kiss (1975); Rage Against The Machine, Rage Against The Machine (1992).