ACÚSTICA

Afina tu acústica a la perfección

Sigue nuestros prácticos consejos

Miércoles 22 de octubre de 2014

La afinación de nuestra guitarra es esencial si queremos sacarle todo el partido posible y que el sonido sea bueno. En unos sencillos pasos, te damos las pautas principales para afinar tu guitarra acústica con éxito. Lo primero, enciende tu afinador, siéntate cerca de él, coge tu guitarra y ármate de paciencia.



Es importante que tengas en cuenta las notas de cada cuerda: la 1ª es mi, la 2ª si, la 3ª sol, la 4ª re, la 5ª la y la 6ª mi. Esta no es la única afinación posible, pero es la más difundida y usada.

Antes de nada debes tocar la primera cuerda, la más delgada, al aire, es decir, sin presionar ningún traste. Mediante el tono que te dé el afinador con esa nota, podrás saber si esta está muy alta o muy baja y podrás ajustarla girando la perilla, para tensar la cuerda o aflojarla, hasta que encuentres la nota deseada. Si no tienes ningún afinador, en internet puedes encontrar aplicaciones que te podrán hacer la misma función, solo necesitarás un micrófono enchufado al ordenador.

Los afinadores, sin embargo, no son caros y es recomendable que todo aquel apasionado de la guitarra se haga con uno, ya que son uno de los instrumentos más útiles para todo guitarrista. Además, suelen ser aparatos pequeños, que puedes llevar contigo a cualquier parte y que se alimentan de batería recargable.

Una vez que tengas afinada la 1ª cuerda (mi), debes ir afinando las demás, tomando esta nota como referencia.

También puedes intentar afinar de oído, pero esto es mucho más complicado, ya que necesitas tener mucha experiencia y un oído bastante fino y educado. Si te atreves con ello, la primera cuerda que deberías afinar es la 5ª, es decir, la nota la, ya que es la más fácil de identificar por nuestros oídos. Después, podrás afinar el resto de las cuerdas, tomando como referencia la nota la. También en internet puedes encontrar interesantes manuales que te guiarán paso por paso a afinar de oído.