ACÚSTICA

10 Consejos para elegir tu guitarra acústica

Comienza con buen pie

Miércoles 22 de octubre de 2014

Cuando quieres entrar en el mundo de las 6 cuerdas, es muy habitual comenzar con una acústica. Pero tanto si estás aprendiendo a rasguear o si tu técnica es más pulida, las posibilidades del mercado son en ocasiones abrumantes. Por tanto, unos buenos consejos te harán tomar una decisión más acertada.



Por Guitarrista Online:

1. ¿Qué uso le voy a dar a mi guitarra?

Saber quién y dónde tocarás es un buen filtro inicial en tu búsqueda. Responde a estas preguntas rápidas para definir una guitarra que tenga todas las funciones y características que requieres.

¿Qué tipo de música tocas? ¿Cuál es el sonido que buscas? ¿Tocarás en público o en privado? ¿Tus manos son grandes o más bien pequeñas? ¿Cuánto quieres gastarte? ¿Debe ser portátil?

2. Las cuerdas

Las cuerdas definen a una guitarra acústica. Hay dos tipos:

Las cuerdas de nylon ofrecen un sonido circular y suave, también descrito como tibio y melódico, que se adecua mejor a la música clásica, latina o folclore. El nylon tiene un mayor control del sonido, pero no tiene un sonido tan fuerte como el acero. Y como las cuerdas son más suaves, hay menos sustain.

Las cuerdas de acero generan un sonido rico, fuerte y audaz, excelentes para el jazz, el blues, el rock y la música country. Las cuerdas de acero se rasguean más, mientras que las cuerdas de nylon se puntean. Y aunque las cuerdas de acero al principio lastiman sus dedos, esto se supera fácilmente una vez que se forman callos.

3. La madera, tipos y sonoridades

La madera de una guitarra acústica define muchísimo su sonido, ya que los distintos tipos aportan diferentes tonos. La madera del abeto es muy común para las partes superiores, la madera de los árboles de caoba, palisandro y arce para las partes traseras y laterales. El cedro es una opción popular para las guitarras clásicas acústicas. Otras maderas que se utilizan son las de ébano, koa, ovangkol, sapele y nogal.

4. Cajas de resonancia/Partes superiores

La caja de resonancia (o parte superior) es una parte vital de cualquier guitarra ya que vibra para dictar el tono y el sonido de la guitarra. Tiene mucha importancia el material con que se la construye.

Las partes superiores sólidas están fabricadas con una sola pieza de madera. Por lo general son más caras, pero ofrecen una resonancia y proyección más nobles, lo que hace que las notas que produce la guitarra sean más fuertes y claras. Y con el uso, el tono mejora, se va acomodando.

Las partes superiores laminadas enchapadas están fabricadas con varias láminas delgadas de madera prensadas juntas para que resuenen menos que la madera maciza y no se quiebren. Sin embargo, son más económicas y duraderas y no las afectan tanto la temperatura ni la humedad, convirtiéndolas en una buena opción para los niños o para el uso al aire libre.

5. El cuerpo de la guitarra

Existen una cantidad de estilos de cuerpo y tamaños para las guitarras acústicas, desde la clásica pequeña hasta la gigante y la dreadnought y las variaciones de éstas. Muchos de estos estilos son específicos de cada fabricante, pero la regla general es: cuanto más grande la caja de resonancia, más baja será la frecuencia del tono y el volumen que la guitarra generará.

6. Eléctricas

Únicamente debes considerar comprar una guitarra eléctrica si planeas tocar en público o si deseas amplificar el sonido. Siempre es una opción poner un micrófono frente a ti mientras tocas, pero también lo es una pastilla (un micrófono especial dentro del agujero de sonido), una pastilla piezoeléctrica (una pastilla que se monta debajo del puente de la guitarra) o una guitarra acústica-electrónica (la guitarra viene con una pastilla incorporada y se enchufa a un amplificador).

7. Mástil

Los mástiles varían en tamaño y forma según la marca de la guitarra. Si bien el material que se utiliza para hacer un mástil es clave, el factor más importante es el ajuste y tacto de éste en su mano. Los mejores mástiles son ajustados, rígidos y rectos para garantizar que la acción sea consistente. La mayoría de las guitarras acústicas poseen un mástil fijo (pegado); muy pocas tienen mástiles atornillados como las guitarras eléctricas.

8. Guitarras cutaway

Las guitarras cutaway son algo a considerar especialmente si vas a adquirir una guitarra con cuerdas de acero. Una cutaway te va a permitir lograr trastes más altos (cerca del agujero de sonido) con más facilidad. Entonces, tu guitarra producirá esas notas extra altas, pero con una pérdida de volumen y tonos bajos. Tú decides.

9. Investigar es primordial

Investiga sobre los fabricantes de las guitarras que más te llaman la atención, empápate de los detalles de los diversos modelos para poder tomar una decisión informada. Busca reseñas, reviews, foros, lee sobre las ventajas y desventajas y considera otras opiniones. La investigación es fundamental, especialmente cuando va a comprar por internet.

10. Precio y calidad

Cuando compres una guitarra acústica, la calidad importa, pues el tono de una guitarra de alta calidad realmente mejora, y con el paso del tiempo produce un tono más rico y completo. Además, una buena guitarra acústica no sólo conservará su valor, incluso puede subir. Calidad no necesariamente significa un precio desorbitado, en ocasiones hay modelos con una excelente relación calidad/precio.