TÉCNICA

Cómo ajustar exactamente tu vibrato

En el taller: Ayuda técnica

Miércoles 22 de octubre de 2014

Pasamos a la acción para ofrecerte algunos consejos prácticos sobre cómo lograr ajustar tu vibrato de una manera sencilla, presta atención a lo que te contamos.



Por Guitarrista Online:

El vibrato Strat estilo vintage pivota sobre sus seis tornillos de montaje frontal, y no flota por encima de la caja como un vibrato Floyd Rose o Wilkinson. Por tanto, el fondo de este vibrato Strat normalmente se voltea hacia atrás para producir un bending ascendente. Pero puedes, por ejemplo, ajustar el vibrato apoyado sobre el cuerpo, de modo que sólo puedas hacer bendings descendentes, con la ventaja de que si rompes una cuerda las otras no se desafinan. Otra opción es convertir la guitarra en un instrumento sin vibrato en absoluto ajustándolo fuertemente contra el cuerpo y, en este caso, quitando la palanca. Lograr distintos ajustes es relativamente fácil. La tensión de las cuerdas se contrarresta con la tensión de los dos (o más) muelles que hay dentro del cajeado del vibrato en el fondo del cuerpo. Quita la placa trasera del vibrato y verás que los muelles están enganchados por un extremo en el bloque de sustain del vibrato y por el otro en la ‘garra’ de muelles. Esta garra se sujeta al cuerpo mediante dos tornillos con cabeza de estrella. El número de muelles (y su tensión combinada), además de la distancia de la garra de muelles al extremo de la cavidad que apunta al mástil, afectarán a la posición del vibrato.

El número y tipo de muelles que instales afectará no solo a la tensión general sino también al tacto del vibrato. En una Strat es bastante habitual llevar tres muelles con unas cuerdas del .010. Déjalo con dos muelles y el vibrato tendrá un tacto más blando y su ‘regreso a la afinación’ será menos estable. Con unas cuerdas más finas del .009 y dos muelles el tacto es normalmente más suave, pero a menudo se prefiere el tacto más firme de tres muelles. Las cuerdas de calibre más grueso necesitan más muelles, y si quieres anular la acción del vibrato, de modo que quede apoyado y tenso sobre el cuerpo, pon los cinco muelles. Recuerda, el ajuste ‘correcto’ del vibrato siempre es un equilibrio entre las cuerdas y los muelles.

Vale la pena señalar esto, porque debido a este equilibrio entre cuerdas y muelles, un vibrato Strat (o en realidad cualquier vibrato basado en este principio) tiene limitaciones. Si haces un bending en una cuerda, el resto se baja de afinación (pruébalo). Tienes que estirar la cuerda un poco más de lo que lo harías en una guitarra equivalente con el puente fijo para lograr el mismo grado de cambio de afinación. Los bendings de estilo country también se vuelven difíciles. Puedes hacer un bending ascendente en una cuerda, mientras pisas y mantienes el voicing en otra cuerda… y la cuerda en la que no haces el bending se va bajando.

Los diferentes muelles varían en tensión. Combina estos según el tacto que quieras en tu vibrato y en esto no hay normas. En tanto que el ajuste te funcione y se mantenga afinado, entonces es el adecuado.

Típicamente, no obstante, un vibrato Strat vintage se ajusta de modo que quede una separación de aproximadamente tres milímetros entre el fondo del puente y el frontal de la guitarra. Esto debería permitirte un bending ascendente de más o menos un semitono en la primera cuerda (E agudo) y alrededor de un tono en la sexta (E grave), asumiendo que lleves puestas unas cuerdas del calibre .009-.042.

Vibrato Strat estilo vintage
1 Primero necesitas evaluar tu ajuste actual. Mide la altura de la punta que asciende en ángulo – si es que hay tal ; – por detrás del puente (foto 1, en la página opuesta). Quita la placa trasera y comprueba los muelles. Para que la acción del vibrato tenga un tacto más blando, usa un conjunto de dos muelles desde los agujeros externos del bloque de sustain hasta los dos ganchos externos de la garra de muelles. Si prefieres tocar con un tacto más firme, usa un muelle más desde el agujero central del bloque hasta el gancho central de la garra. Mueve los muelles de uno en uno si es necesario; primero suelta el muelle del bloque central, después engánchalo en la garra y recoloca el otro extremo en el bloque.


2 La longitud de la cavidad de muelles difiere entre modelos de Strat y, por supuesto, los muelles (y las cuerdas) varían en cuanto a tensión. Así pues no hay una posición de ajuste para la garra de muelles. No obstante, para darte una idea de cómo se mueve, hemos medido una Fender Strat reissue (foto 2) equipada con un juego de cuerdas del calibre .009-.042. Con tres muelles hay una medida de aproximadamente 16mm desde el borde de la cavidad que mira al mástil hasta el borde de la garra que apunta en la misma dirección, y cuando lleva puestos dos muelles mide 9-10mm. Si usas unas .010s es mejor que pongas tres muelles – ajusta la garra a unos 13-14mm del borde de la cavidad. Asegúrate de que la garra está paralela al borde de la cavidad que mira al mástil.


3 Afina. Mide la altura del extremo inclinado hacia arriba y ajusta ambos tornillos de la garra de muelles. Si necesitas más ángulo hacia arriba, afloja (gira en sentido antihorario) los dos tornillos de la garra (ver foto abajo). Empieza con dos vueltas completas por tornillo y mantén la garra de muelles paralela a la cavidad. Reafina y vuelve a medir la altura del puente. Si te has pasado, aprieta los tornillos; por otro lado, si necesitas más elevación, aflójalos. Después de cada pequeño ajuste, es importante reafinar y volver a medir la inclinación hacia arriba. Cuando tengas unos 2.5mm en el extremo del ángulo, comprueba la amplitud del bending. Deberías encontrar que, con el vibrato completamente estirado hacia arriba, tienes más o menos un semitono de bending ascendente en la cuerda de E agudo, mientras que en la de E grave alcanzará fácilmente dos e incluso tres semitonos, y que puedes lograr más o menos un tono de bending ascendente en la cuerda G. Puedes ajustar con precisión este bending ascendente ajustando los tornillos de la garra de muelles.



4 Ahora comprueba la posición de los seis tornillos sobre los que pivota en el frontal del puente. Afloja los cuatro tornillos centrales un par de vueltas completas, de modo que queden un poco por encima del vibrato. Sujeta el vibrato apoyado contra el cuerpo con la palanca de vibrato y aprieta los dos tornillos exteriores (sin pasarte) sobre la placa del puente (foto abajo). Suelta la palanca de vibrato y afloja los tornillos exteriores hasta que dejen libre el extremo superior de la placa después de que el vibrato esté descansando en su posición inclinada. Si ya has ajustado la altura de tu acción (cuerdas), entonces todo lo que te hace falta es volver a comprobarla. Ahora ya estás listo para ajustar tu entonación.



VIBRATOS FLOTANTES DE DOS APOYOS
Los vibratos flotantes como los Floyd Rose, los Wilkinson y los modernos vibratos Fender American Standard funcionan a partir del mismo principio que el vibrato vintage – pero todos ellos usan unos puntos de pivote más eficientes bajo la forma de dos postes de altura ajustable y ‘flotan’ paralelos al frontal de la guitarra. El vibrato American Standard puede flotar paralelo o ajustarse igual que un vibrato vintage, aunque probablemente necesites ajustar la inclinación del mástil para alterar el ajuste.

El ajuste de estos vibratos en la posición correcta es idéntico al del tipo vintage, solo que, en lugar de medir la altura del extremo elevado por detrás del puente, mides la distancia entre la cara inferior del puente y el frontal del cuerpo por delante del puente y después por detrás: estas medidas deberían ser iguales. La distancia desde el frontal del puente afecta directamente a la altura de la acción; ajusta la tensión de los muelles para igualar la distancia por detrás del puente con la distancia de adelante.