CLÁSICA

Clavijeros duros: afinación dificultosa

Consejos de luthier

Miércoles 22 de octubre de 2014

Tanto si tu nueva guitarra está recién salida de la fábrica o taller como si es de segunda mano, puedes encontrarte con que el clavijero está un poco duro o hace ruidos poco agradables al afinarla. No temas, también esto forma parte de un estado normal de las cosas y se arregla fácilmente.



Lo primero será observar que el clavijero no presente golpes ni tenga alguna de sus piezas doblada o estropeada; si la guitarra es nueva, será poco probable, aunque de ser usada podría darse el caso. Si el clavijero está bien y sólo te resulta duro al ajustar o sientes que da saltos abruptos en su recorrido que impiden afinar con precisión pequeñas distancias, es que hay que lubricarlo. Esta tarea es simple pero os recomendamos hacerla tomando ciertas precauciones. El lubricante más recomendado para este tipo de casos es el aceite conocido como “Multiusos”, que se presenta en forma de spray y viene con un aplicador muy cómodo. Aprovecha el cambio completo de cuerdas para introducir pequeñas dosis de este aceite en el engranaje de cada clavija mientras aflojas la cuerda vieja y ajustas la nueva. El reiterado movimiento del mecanismo distribuirá homogéneamente el producto hasta que cesen los ruidos y se recupere la movilidad original.

Nuestro consejo es que:
• Si estás dispuesto a aplicar lubricante a tus clavijeros te recomendamos hacerlo en un lugar apropiado: una mesa con un nylon encima o mantel de plástico por si goteara el aceite además de servilletas de papel para limpiar los excedentes, serán de gran utilidad.
• Si por la razón que fuera no consiguieras el lubricante apropiado, has de saber que los aceites comestibles en general (oliva, maíz o girasol) son sustitutos aceptables y pueden sacarte de un apuro. Son posiblemente más difíciles de aplicar además de no muy recomendables a largo plazo. No al menos si no quieres que tu guitarra huela a aceitunas o mazorca.