CLÁSICA

Saca partido a tu tiempo de práctica con la guitarra

Optimiza tu esfuerzo

Miércoles 09 de septiembre de 2015

Muchas veces empleamos horas y horas de práctica sin conseguir realmente sacar partido a todo nuestro esfuerzo. Es en ese momento en el que empieza a aparecer la frustación del guitarrista. No dejes que pase esto, pon remedio al rendimiento de tu práctica con algunos de nuestros consejos.


El tiempo de prácticas es un tema muy personal, y cada guitarrista tiene diferentes necesidades. Tanto si se trata de técnica, como de repertorio, teoría, improvisación o lectura musical, deberías equilibrar lo que quieres lograr con lo que sientes que te hace un intérprete más capaz – igual si es en una banda local o a un nivel profesional. Sin duda, cuanto más amplias sean tus habilidades, para más trabajos se te tendrá en cuenta.

LAS TÍPICA ZONAS DE ENFOQUE PUEDEN INCLUIR
• Aprender una mayor variedad de estilos de guitarra
• Aprender a improvisar con confianza sobre los cambios de acordes
• Desarrollar una amplia paleta técnica, desde el fingerpicking hasta el tapping a dos manos
• Fluidez general, destreza y expresividad

La lista de zonas de la musicalidad en la que puedes trabajar podría seguir y seguir, así que te recomendamos centrarte más en la superación de tus debilidades más apremiantes y menos en lo que ya puedes hacer. Si ya puedes tocar la introducción de Johnny B Goode, no tiene mucho sentido dormirte en los laureles, ¿verdad? Sigue adelante. El tiempo es precioso ¡no lo malgastes!
Para cada sesión de prácticas, divide tu tiempo entre las cuatro zonas del diagrama de arriba. Las asignaciones de tiempo deben ser guiadas por tus necesidades: si estás intentando ampliar tus horizontes técnicos, puede que quieras dedicar más tiempo al desarrollo de técnicas específicas y la improvisación (digamos, 40 minutos o una hora) y menos al calentamiento y el repertorio. Si tiene un concierto que se acerca, el repertorio probablemente tendrá prioridad sobre el desarrollo técnico. Sean cuales sean tus necesidades, este diagrama de prácticas es un estupendo modo de planificar tu tiempo en lugar de embarcarte en una sesión de ‘enredarse’ sin sentido ni dirección y con flacos resultados.