ELÉCTRICA

El altavoz adecuado

Consejos sobre altavoces

Miércoles 30 de noviembre de 2016
Si volvemos nuestra mirada hacia dos grandes guitarristas como son Eric Johnson y Stevie Ray Vaughan, resulta evidente que muchos de sus ajustes tímbricos se deben a sus preferencias en cuanto a altavoces. Por eso hacemos hincapié que te preocupes a la hora de adquirir o transformar el sonido del ampli con el que vayas a tocar, no es un mero capricho, es cuestión de lograr el sonido más adecuado, y para ello te vamos a contar algún que otro truquillo.

Imagínate ajustando un Fender Vibroverb o un Marshall Super Lead al 10 y luego tocando un acorde E grave a través de un viejo altavoz que suena flácido. ‘PEDORREAAAA’. No es muy bueno. Pero cambia ese altavoz por un JBL, Electro-Voice, Celestion o Eminence de sonido preciso y eficaz y podrías tener ‘El Timbre’. Incluso Jimi Hendrix elegía en sus tiempos altavoces que eran adecuados para él. Nada de altavoces ligeros de 20 ó 25 vatios con imán ‘M’ para Jimi, no. Él usaba los altavoces más eficaces de 30 vatios con imán ‘H’ de la época. Esto llevó a unos graves más gruesos, menos ruptura del altavoz y mayor fiabilidad, especialmente si golpeas fuerte con un Fuzz Face o un pedal wah a toda máquina. Sin embargo esto no ayudaba cuando Jimi golpeaba el altavoz con su guitarra…
Así pues, lo que tenemos aquí es una manera muy fácil y bastante barata de mejorar espectacularmente el sonido de tu ampli o bafle y, de nuevo, hoy en día la variedad de altavoces en el mercado es enorme. La mayoría de los fabricantes tienen online muestras de sonido y cartas de comparación. ¿Por qué no volverse totalmente friki y analizar realmente qué es lo que quieres oír? ¿Quieres golpear un acorde con fuerza y oír que la nota hace ‘BONG’ como la nota grave de un piano? Entonces necesitas un altavoz con un imán más pesado y un mayor vataje. ¿Quieres golpear un acorde con fuerza y oír que el altavoz ‘rompe’ como en una vieja canción de blues? Entonces necesitas un altavoz con un bajo vataje y un imán ligero. Todo es relativo y sencillo de lograr. Si estás confiando en pedales de guitarra de saturación y distorsión, entonces tal vez necesites un altavoz más eficiente y con un sonido más preciso para tu ampli. Esto también puede ser muy agradable para los intérpretes más funky y más limpios, y a menudo los utilizan los intérpretes country y guitarristas de jazz.
Un enfoque muy interesante que se puede usar en bafles con múltiples altavoces, como un 2x12s y un 4x12s, es usar altavoces desiguales para crear timbres complejos. Vi esto por primera vez en los bafles Matchless. Utilizan un par de altavoces Celestion, un altavoz de 25 vatios con un imán ‘M’ junto a un altavoz de 30 vatios con un imán ‘H’. Esto crearía un bafle que tendría una gran respuesta del altavoz especificado ‘H’ y un poco de ruptura del ‘M’.
Cambiar altavoces es un trabajo sencillo, por lo general es sólo quitar la placa posterior de un ampli o bafle y luego cuatro tornillos, de rosca a metal o rosca a madera, para el altavoz. Pero recuerda esto: no aprietes demasiado los tornillos del altavoz. Puede resultar muy fácil deformar o dañar el chasis del altavoz, especialmente en los altavoces de acero prensado como los Celestion y los Eminence. Apriétalos primero con los dedos y a partir de hay dales una media vuelta. La mejor manera es apretar primero los tornillos opuestos. Imagina que los tornillos están numerados como 1, 2, 3 y 4. Aprieta 1 y 3 y luego 2 y 4, a así sucesivamente; de ese modo el altavoz es empujado hacia abajo uniformemente, como la culata del motor de un coche.
Una vez más se requiere un conocimiento básico de la soldadura, a menos que tu altavoz use conectores de bayoneta. Yo todavía prefiero una buena conexión soldada al viejo estilo. Trata de mantener la punta del soldador lejos del cono del altavoz, y también cualquier cuchilla afilada o destornillador. Ésta es la voz de la experiencia. Hace muchos años, durante la reinstalación de un altavoz Alnico Blue en un Vox AC30, me levanté y se me cayó una cuchilla Stanley. ¡Pasó directamente a través del cono y salió por el otro lado! Nunca lo he vuelto a hacer. Mi error puede ser tu lección.
Ahora te encuentras en camino de convertirte en adicto al timbre. Estás en buena compañía, junto con algunos de los grandes nombres del timbre de guitarra. Todos ellos han acentuado y ajustado, reparado y retocado para emerger con un timbre y una fiabilidad mejorados.