ELÉCTRICA

¿Necesito un atenuador para mi ampli?

Preguntas y respuesta

Miércoles 01 de febrero de 2017
Ya tenemos un ampli que nos satiface, y nos gusta cómo suena, pero aún tenemos algún problema, y es que quizá te parezca que suena demasiada potente, entonces nos asalta la duda: ¿debería conseguir un atenuador? Veamos si logramos una respuesta que nos haga decantarnos por una decisión u otra.

Tal vez. O podrías probar a bajarlo. Sólo considera un atenuador si quieres el sonido saturado y la sensación de las secciones de previo y la etapa de potencia de tu propio ampli, pero a un volumen menor. ¡Si sólo quieres que suene menos puedes o bien bajarlo o comprar un ampli más pequeño!
Un atenuador externo se sitúa entre la salida de altavoz del ampli y el propio altavoz, convirtiendo el exceso de energía en calor o energía mecánica. Deberías estar seguro de que el atenuador tiene la capacidad de manejar la potencia requerida y la impedancia adecuada para tu ampli y tu altavoz.
Una vez instalado, el ampli trabajará con más intensidad, así que es más susceptible a las tensiones del funcionamiento a alto volumen: duración reducida de las válvulas, fatiga de los componentes y así sucesivamente. Algunos atenuadores externos son mejores que otros imitando lo que hace la carga de un verdadero altavoz, lo que tiene ramificaciones tímbricas y de fiabilidad.
El escalonado de potencia interna en los amplis que cuentan con él se realiza de una manera diferente. Éste reduce el voltaje interno del ampli en lugar de atenuar la potencia en la salida de altavoz.
Cuando elijas un atenuador te aconsejamos que leas un poco sobre los tipos activos y pasivos, y si necesitas silenciar totalmente el altavoz con una salida directa (por ejemplo, cuando grabas).