cabecera
Hemeroteca :: Edición del 26/10/2011 | Salir de la hemeroteca

Entrevista en exclusiva

Joe Bonamassa regresa al blues

Joe Bonamassa regresa al blues

El trabajo duro y el blues parecen hechos el uno para el otro, y este virtuoso da la sensación de que, al menos de momento, no piensa bajar el ritmo. Después de sacar su disco Black Rock el año pasado, Joe Bonamassa vuelve con Dust Bowl, probablemente su mejor álbum hasta el momento y su regreso al blues propio de sus inicios. Conseguimos entrevistarle durante una pausa entre autobús y estudio —sin mencionar la banda Black Country Communion— para saber más de este músico.

De Grecia a Nashville
“Volvimos a Grecia en agosto y hacía algo más que calor. Estuvimos ahí más de tres semanas y media, y conseguimos hacer todo, excepto las cosas de Nashville y No love on the street, que lo hicimos en Santa Mónica.

Tuve esta oportunidad en el Crossroads Guitar Festival (Festival de Guitarras Crossroads), donde conocí a Vince Gill. Fue súper encantador y amable, y estuvimos hablando de hacer algo juntos. Es un tipo encantador y un músico excelente, el talento rebosa en él. Lo siguiente que supimos es que Joe y Kevin (Shirley, productor) estaban yendo a Nashville, y John Hiatt estaba cantando en Tennessee Plates, ¡algo bastante chulo!
Estábamos sentados en el antiguo estudio RCA de Chet Atkins, que ahora pertenece a Ben Folds. Y estaba ahí sentado, viendo todas estas cosas legendarias del country a mi alrededor, de Studio A, y pensando ‘¿cómo he acabado aquí?’
Y luego me puse a darle a los Marshalls todo volumen, tan rápido como puedo, incluso usé el canal limpio”.

El solo de guitarra 2:13
“Podría hacer algo que sonara como un plan maestro o podría contarte lo que realmente pasó. El solo en Meaning of blues lo grabamos en vivo. Usé una Jeff Beck Strat, porque Kevin quería que la melodía estuviera hecha con armonicos… A Kevin se le da bien sacarme de la rutina”.
“Ahora sé que han inventado auriculares inalámbricos. Mi mayor problema en el estudio es ese maldito cable que sale de los auriculares y que se engancha con la mano derecha. Aquel día no fue una excepción. Recuerdo intentar mantener el cable fuera del camino e inventarme algo sobre la marcha. No estaba usando púa. Pensé que tendría que mezclar el disco, pero al final salió algo muy chulo, fue uno de esos momentos en los que estás haciendo el tonto y acaba saliendo algo mágico. Me encantaría poder decir que fue una nueva técnica que había descubierto, pero la verdad es que simplemente estaba siendo un poco torpe”.
“Por lo general, hago muy poco trabajo de antemano. Hemos tocado mucho con Anton (batería desde que Boogie Bowles nos dejó en 2010), así que lo que tocamos lo convertimos en una sección libre, y simplemente tocamos. Luego, cuando todos pensamos que hemos tocado lo suficiente, buscamos el ritmo”.

¿Has probado esta guitarra?
“La (Gibson Les Paul) Goldtop que tengo es ‘mi cosa’, mi guitarra favorita. Kevin sabe que, a lo largo de los años, me cuesta cada vez más tocar Stratocasters. La gente me pregunta ‘¿no te molesta esa pastilla en las Strat, tú que eres más de Les Paul?’. Y cuanto más pensaba en ello, más cuenta me daba de lo mucho que me molestaba, así que, por lo general, cuando toco una Strat, lo hago solo con los dedos.

También usé una 1964 Gibson Barney Kessel para el ritmo de Dust Bowl; para la guitarra vaquera, en la misma canción, usé una ES-295 con una Bigsby”.
“Usé mi Butterscotch ’53 Tele en No love on the street y un pedal wah, Jeorge Tripps (Way Huge/MXR/Dunlop), que es quien me los hace. Me ha construido algunos extremos, donde el tono va a sitios realmente interesantes, y hay uno de esos en You better watch yourself. No love… es algo similar, una versión diferente. Debo decir que incluso mis armarios de la cocina están llenos de pedales para guitarras. No hay platos ni boles. La última pista, Prisoner, en la que había una ’56 Sunburst Strat rellenando y el tono principal con distorsión era de mi Les Paul. En Nashville, fueron mis guitarras en vivo de US, porque estábamos en la carretera; la Goldtop y un poco de la Sunburst”.

op and some of the sunburst.”
“Slide or not to slide”: esa es la cuestión
“Para mí, es una cuestión emocional; el slide me permite comunicar más fácilmente. Da una sensación lineal y se puede usar la armonía para jugar con los cambios. No me considero un gran intérprete de slide, por eso no lo uso mucho en directo e incluso en el estudio me atrevo poco con ello. Supongo que depende de la canción”.
“Tengo una 1971 Strat negra con una pala bastante grande. La llamo mi Richie Blackmore Strat, y es la que uso en las partes con slide. Estas guitarras también las uso para hacer slides al estilo Ry Cooder”.

8 ohms, 100 vatios
“El amplificador en la parte limpia de Dust Bowl era un Marshall Artist 30, pequeñito, de 1984, creo. Lo compré en la tienda de guitarras de Matthias Jab, en Munich. Fue la estrella del show”.
“También usé mi Marshall Jubilee, por supuesto, y para mi gira por Grecia pedí que me mandaran desde América todos mis 1968 Marshall Super Black Bass. Todos los tonos antiguos, todos esos grandes tonos, eran el sonido del cabezal enchufado a los dos bafles; hay algo especial en el sonido de un cabezal de 100 vatios y dos bafles. Funcionando a ocho ohms el sonido es más claro y más eficiente que cuando funcionas a 16 ohms. En el solo de Last matador usamos todos los amplificadores Tube Screamer; conseguimos algo completamente diferente”.
“Solo uso el Tube Screamer en el Super Bass, y para los tonos más limpios es genial. Pero generalmente solo uso el overdrive natural, la combinación del Jubilee y el Van Weelden (Twinkle Land), así consigo básicamente el tono principal. El Marshall crea la textura, la alta, pero la parte central, tan suave y articulada, la consigo con el Van Weelden. Y altavoces EV, esa es mi arma secreta, no puedo usar otra cosa”.
“Para la sesión de Santa Mónica, usé un Kendrik High Power (Fender) Twin Clone y un ’64 Fender Concert, ese está en el solo de No love on the street. Creo que el Concert suena mucho mejor que el Super Reverb. Quitas el ciurcuito reverb y suena mucho más bestial”.

Blues y toros
“Empezé a leer sobre los mineros en Estados Unidos, particularmente en Virginia del Oeste. La mayoría de los chavales empiezan a trabajar nada más acabar el colegioy muchos de ellos mueren a los 50, con los pulmones negros (pneumoconiosis). Estar respirando partículas de carbón negro durante toda tu vida te acaba matando. Esta gente tienen dos opciones: o no trabajar y que su familia pase hambre o trabajar y saber que uno puede morir en las minas y que seguramente no vivirá pasados los 60”.
“Para el Last matador of Bayonne, estábamos tocando con ZZ Top en Bayona, Francia, en la frontera con España. Fue en una plaza de toros, aunque ahora ya la plaza no está en uso. Estábamos entre bastidores, donde antiguamente se encontraban los toros, y el camino hacia el escenario era en el que desfilaban los toreros antiguamente. Carmine (Rojas, bajo) encontró una puerta a una antigua capilla y pensé: ‘¿quién sería el último hombre que salió ahí fuera? Dedicó su vida a esta historia, celebrada por el pueblo entero. Y al salir ahí fuera puede que lo matara un toro… El toro no va a tener su mejor día tampoco claramente, pero si el hombre lo consigue, se levantará el próximo día y se dirá a sí mismo: se acabó, tengo que encontrar otra cosa’. De eso trata esa canción”.

Liberando a Glenn y Joe
“En algunas de las tomas de las sesiones de prácticas, Glenn y Joe pretendían ser Paul Kossoff y Andy Fraser… A ver, Glenn tiene todo eso. Eso es lo que pasa con él, todo el mundo dice que es la voz del rock y tal. Es un cantante magnífico, pero también es un bajista con mucho talento. Y en todos los estilos, ¡le he visto tocar cosas de (James) Jamerson! Es un músico fantástico”.
“Estaba en el estudio de Kevin y éste le dijo: ‘¿por qué no cantas una versión de Heartbraker? Claro, no estaría mal...”

Tómate un descanso, tómate un BCC
“El año pasado hicimos más de 200 conciertos y todos ellos en menos de 300 días. Ha sido un torbellino... Al estar de tour  con Black Country Communion, no me di cuenta de que lo mucho que significaría si en algún momento llegaba a coger fuerza, tracción propia. Pero la cogió, ¡ha sido genial!”
“Así que me queda media canción por escribir. Eso es todo, han sido tres años de mucha creatividad y aquí está. Tengo ganas de salir del estudio durante un tiempo. Aunque sé que el equipo quiere volver al estudio el año que viene para hacer Black Country número tres…”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (2)   No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Guitarrista Online
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

RDM Editorial
C/ Isla de la Palma, 36. - San Sebastián de los Reyes. 28703 Madrid. Spain. - TEL.: +34 91 651 8227 - CIF: B-80348634
contenidos: webmaster@guitarristaonline.es
publicidad: publicidad@guitarristaonline.es
Información: info@guitarristaonline.es
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.3.0.5