www.guitarristaonline.es
El Flamenco: Patrimonio de la Humanidad

El Flamenco: Patrimonio de la Humanidad

Estamos de enhorabuena. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) decidió el pasado mes de noviembre incluir al flamenco en la lista de “Patrimonio inmaterial de la Humanidad”, junto a la dieta mediterránea, los “castells” catalanes y el canto de la Sibila mallorquina. Estas disciplinas formaban parte de las 47 candidaturas internacionales presentadas ante el Comité Intergubernamental de la Unesco que concluyó un veredicto a favor de este género musical.

En lo que también coinciden todos los implicados en el flamenco es que este premio ha sido el espaldarazo definitivo para seguir sintiendo orgullo por practicarlo. Pese a la idea de que el flamenco lleva buscando su lugar en el arte durante siglos, son apenas 200 años los que ha tardado este género en hacerse aclamado y universal, relativamente poco tiempo si lo comparamos con otras músicas folklóricas. Sin embargo, a los que tratamos de difundir este arte, se nos ha hecho larga la espera. Pero como dicen los abuelos, nunca es tarde si la dicha es buena. Así pues, hoy ya puede decirse, alto y claro, que el flamenco se desprende definitivamente de esa capa de críticas y prejuicios que siempre le habían tachado de género menor.

La Unesco, al dar el sí esta vez al arte jondo -debemos recordar que la propuesta no fue aceptada en el 2005- le brinda un gran triunfo a la Agencia Andaluza del Desarrollo del Flamenco, con María Ángeles Carrasco su directora, a la cabeza. El barrio sevillano de Santa Cruz, sede de la Agencia se convirtió en una espontánea reunión de amigos del flamenco, felices ante la decisión final de la Unesco. Fosforito, Esperanza Fernández, Manuela Carrasco y otros artistas flamencos se acercaron hasta allí para celebrarlo.

La candidatura fue registrada en París en agosto del 2009 y desde comienzos de 2010 se puso en marcha la campaña ‘Flamenco Soy’ para promocionar el proyecto,  que contó con el el apoyo del Gobierno de España, la Agencia Andaluza, el consenso de Murcia y Extremadura, así como con gran apoyo institucional, de artistas y particulares. Más de dos millones de andaluces se empeñaron en ver sus raíces flamencas encumbradas en lo más alto de los bienes culturales a través de las mociones de apoyo aprobadas en los ayuntamientos de numerosos pueblos y ciudades de esta comunidad. El público también pudo decidir online por su candidatura favorita, y fueron más de 30.000 personas de 60 países diferentes votaron por el flamenco.

Este esperado reconocimiento no lleva vinculada ninguna dotación económica, ni políticas especiales, pero aporta un prestigio que sí puede traducirse en un mayor interés mediático, cultural y turístico.

La Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde afirmaba, al saber la noticia, que esta distinción iba a poner en el punto de mira las tradiciones españolas: “El flamenco acaba de recibir la distinción más alta al patrimonio artístico, por lo que tendrá más protagonismo aún”.

Desde este medio, podemos afirmar que todavía le falta mucho protagonismo al flamenco en otros medios, y sobre todo en salas y teatros. Nos queda reflexionar sobre la importancia real de este premio, su necesidad o no para la pervivencia de este arte. Sin duda el flamenco no desaparecería si hubieran vuelto a rechazar la candidatura. Lo curioso parece ser que sean los de fuera los que tengan que recordarnos que el valor de este arte tan singular es incalculable.

Quizás para esto sí que venga realmente bien este premio, para que lo reconozcamos aquí como merece.  Enrique Morente, –fallecido poco después de esta declaración– en tono irónico, afirmó que gracias a esta distinción de la Unesco «se me reconoce mi condición de ser humano, porque no sabía si era medio perro o medio gato». «Ahora los flamencos somos seres humanos -añadió- porque antes se nos trataba como a bichos raros, bufones y cuentachistes, y ahora hasta somos útiles a la humanidad». El granadino no perdió la oportunidad para señalar que gracias a la candidatura del género ante la Unesco «Los flamencos ya somos personas humanas, porque hubo momentos en que estaba en peligro de extinción como el lince ibérico. En la actualidad el género es apreciado en todo el mundo, lo que se ha conseguido gracias al esfuerzo de los profesionales de este arte».

Más info: Revista Acordes de Flamenco nº 29

Ilustración: Enmanuel Luna
Ilustración: Enmanuel Luna
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

RDM Editorial
C/ Isla de la Palma, 36. - San Sebastián de los Reyes. 28703 Madrid. Spain. - TEL.: +34 91 651 8227 - CIF: B-80348634
contenidos: webmaster@guitarristaonline.es
publicidad: publicidad@guitarristaonline.es
Información: info@guitarristaonline.es
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8